sábado, 3 de noviembre de 2012

Si Cataluña no es un problema para el príncipe Felipe, ¿acaso es una solución?















12/10/2012 Felipe de Borbón, el príncipe de Asturias, en la recepción ofrecida en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional, y ante un grupo de periodistas que le han preguntado por la crisis política generada tras la apuesta soberanista del presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dicho que

"Cataluña no es un problema"












Es muy significativa la total coincidencia en la transcripción de la noticia por parte de RTVE y de La Vanguardia.
 

Aunque mucho más significativa es la conversación que mantuvo durante los actos oficiales con motivo de la Fiesta Nacional (ver el vídeo anterior), Juan Carlos de Borbón, el rey de España y Jefe del Estado, con Mariano Rajoy, el Presidente del Gobierno de España. Todo indica que hablaron sobre la intervención de José Ignacio Wert, el ministro de Educación, en el debate mantenido días atrás en el Congreso de los diputados con un diputado del PSOE (ver el vídeo siguiente).


 

















Al igual que también fué muy significativo el caluroso abrazo del Jefe del Estado al recién elegido Presidente de la Generalidad de Cataluña en su primera visita al Palacio de la Zarzuela en Madrid a principios del año pasado.

Visita que aprovechó Artur Mas para trasladarle a Juan Carlos de Borbón sus planes de lucha contra el déficit de las cuentas públicas de Cataluña con la ayuda de un pacto fiscal con el Estado español a partir de 2012.
















De la misma forma, también es significativa la colaboración existente entre el Príncipe de Girona (Gerona en español) con el Presidente de la Generalidad de Cataluña, tal y como quedó demostrado en el acto de presentación en Barcelona de la Fundació Princep de Girona.















En efecto, la colaboración es un concepto que destacó S.A.R. el Príncep d'Astúries i de Girona el pasado verano en el acto de inauguración de la tercera edición del Forum Impulsa (ir al minuto 3 del vídeo siguiente):

"Porque el objetivo último de Impulsa 2012 es fomentar los proyectos en los que impere la actitud colaborativa para afrontar la creciente complejidad que nos rodea".


 














Así, el mismo Artur Mas, de acuerdo con esa colaboración fomentada por Felipe de Borbón, declaró el pasado día 14 de septiembre en una entrevista (minuto 24) realizada por Luís del Olmo en ABC Punto Radio Catalunya que 

"Una Catalunya independiente no tendría por que ser necesariamente una república"   


 
La Constitución establece que la forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria. 

En efecto, la Corona, que se regula en el Título II de la Constitución, es además símbolo de la unidad y permanencia del Estado y, por esta razón, el Jefe del Estado ha jurado guardar y hacer guardar la propia Constitución.

Por tanto, existen importantes razones que hacen necesario plantear a S.A.R. el Príncipe de Asturias y de Gerona, Felipe de Borbón, esta cuestión: 

Si la Cataluña actual (en la que el mismo Presidente de la Generalidad ha declarado que el camino hacia la segregación de España no tiene marcha atrás) "no es un problema que no puedan resolver los políticos", ¿como cree usted que "los políticos" pueden resolver este problema existente en nuestro país que radica en que la mayoría quiere mantener la unidad de España al amparo de la legalidad constitucional, y por consiguiente, no quiere reformar la Constitución para lograr que la solución propuesta por los nacionalistas catalanes deje de ser ilegal?



  










Vivimos tiempos difíciles para todos y la Corona no es una excepción. Por eso cada día que pasa se hace más necesario que se traduzcan en hechos las palabras de S.M. el Rey de España en su último mensaje de Navidad:

"Junto a la crisis económica, me preocupa también enormemente la desconfianza que parece estar extendiéndose en algunos sectores de la opinión pública respecto a la credibilidad y prestigio de algunas de nuestras instituciones. Necesitamos rigor, seriedad y ejemplaridad en todos los sentidos. 

Todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos el deber de observar un comportamiento adecuado, un comportamiento ejemplar. Cuando se producen conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o a la ética, es natural que la sociedad reaccione."





Y aunque España es un país que no se respeta a si mismo, como bien sabe Felipe de Borbón, la sociedad ya está reaccionando. 

Un ejemplo de ello es el de Laura Pérez Ruano (ver vídeos arriba y abajo), una ciudadana navarra que el pasado día 31 de mayo abordó a S.A.R. a la salida de la entrega de los Premios Príncipe de Viana en Pamplona reclamando a nuestras instituciones más colaboración con los ciudadanos, es decir, más democracia y participación.





Mi agradecimiento a Emilio Castelar.

      

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.