sábado, 18 de mayo de 2013

La mayor vergüenza de España

Haz clic sobre la imagen si quieres aumentar su tamaño















La persona de la foto superior derecha que levanta los brazos es Urtza Alkorta, una colaboradora de ETA que anteayer fué detenida por la Ertzaintza en un puente de Ondarroa pese a la resistencia de unas 400 personas ("el muro del pueblo") que se habían concentrado allí para intentar evitar su arresto.


La persona de la foto superior izquierda es Laura Mintegi, candidata a la presidencia del Gobierno Vasco por la coalición Euskal Herria Bildu, que tuvo la oportunidad de estar durante las tres horas que duró la operación policial de detención de Alkorta, mientras hablaba con un miembro de la Ertzaintza advirtiéndole: 

"Tengo el teléfono particular de la Consejera de Interior del Gobierno vasco y la voy a llamar".


Las personas de la foto inferior son parlamentarios de EH Bildu que, vestidos con una camiseta de apoyo al "muro del pueblo", asistieron al debate celebrado ayer en el Parlamento vasco acerca de una resolución, finalmente aprobada con los votos a favor del PP, PSOE y UPyD, así como con la abstención del PNV, que señalaba lo siguiente:

El Parlamento vasco declara con total rotundidad que no existen presos políticos ni en la región vasca ni en el conjunto del Estado y rechaza contundentemente la utilización de dicho término para definir a los presos de ETA que se encuentran en prisión por delitos perfectamente tipificados en el Código penal


Laura Mintegi y Julen Arsuaga












Pues bien, durante ese debate, Julen Arsuaga, uno de los parlamentarios de EH Bildu que portaban la camiseta señalada anteriormente, dijo lo siguiente:

"Quien es terrorista para una persona, es un luchador por la libertad para otra persona".























Menos mal que Gorka Maneiro, el único diputado de UPyD en la cámara vasca, también en ese debate de ayer, se manifestó, como siempre, de forma tan inusual como decente y valiente, diciéndole a los parlamentarios de EH Bildu lo que son: 

"La vergüenza de este parlamento".





Sin embargo, la mayor vergüenza de España hoy es que el actual presidente del gobierno, con la mayoría absoluta que consiguió hace más de año y medio gracias a más de 10 millones de ciudadanos que le confiaron su voto contra ETA y sus amigos, sigue manteniendo “la igualdad de oportunidades para todas las formaciones” acordada por el anterior presidente del gobierno con la organización terrorista y nacionalista vasca que ha asesinado a más de 850 personas para conseguir sus objetivos políticos.



4 comentarios:

  1. Amigo Loque... lo peor de todo es que los medios afines a PP,PSOE y nacionalistas, es decir todos, están por la labor de la llamada, muy mal denominada "normalización" y que el eco que tienen los valientes como Maneiro es muy bajo.

    Es necesario que UPyD gane influencia sobre los partidos mayoritarios y les haga enderazar el rumbo colaboracionista que emprendieron con Zapatero y que continuan con Rubaljoy o Rajalcaba.

    Para ello espero, deseo, ruego, maquino y trabajo en la esperanza de que el resultado en las elecciones europeas sea lo más impresionante posible. Las encuestas no les hace moverse ni un milimetro, y ya han empezado con el cuento de que a la hora de la verdad la gente no vota a "inventos".

    Buena entrada, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Las fotos que usted utiliza en su blog son obra de fotógrafos de la Agencia EFE, en concreto de Miguel Toña y de David Aguilar. Ignoro si este blog paga los servicios de dicha agencia, pero es obvio que usted evita acreditar la autoría, como exigen las condiciones de contratación de dichos servicios, y la mínima decencia en el respeto de los derechos de autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Aguilar, le agradecería que me indicara de que fotos habla usted ya que no tengo ningun interés en evitar acreditar la autoría de ninguna foto.

      Eliminar
  3. De todas las de esta entrada. Las dos de Bermeo son de Miguel Toña, el resto de David Aguilar.

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario.