sábado, 22 de junio de 2013

¿Todos son iguales?

Haz clic sobre la imagen si quieres aumentar su tamaño















A veces las sociedades no cambian tan rápido como deberían. La nuestra tiene muy arraigadas algunas opiniones ("la política es cosa de los políticos"; "yo voto a los míos porque los otros son peores o roban más"...) que no le ayudan nada a defenderse de los que abusan de su (nuestra) confianza.

Pero desde hace algun tiempo en nuestra sociedad casi nadie confía en los que mandan.

Así es, en mis conversaciones con "la gente de la calle" es inevitable que salga el asunto de la crisis, el paro, la corrupción, los elevados impuestos... y la responsabilidad en esta situación de los gobiernos del PSOE de Zapatero y del PP de Rajoy. Pero llegado ese momento de la conversación es también inevitable que yo le recuerde a mi interlocutor que nosotros, los ciudadanos, somos los que les hemos votado. Entonces, inevitablemente también, me dicen eso de que "todos son iguales".

Nunca he votado al PSOE de Zapatero ni al PP de Rajoy porque
ellos si son iguales

Pero ahora estoy convencido de que todos no son iguales. Hay un partido que es diferente. Hay un partido que dice y hace lo que opinan la mayoría de los españoles. Hay un partido que dice y hace lo mismo en Madrid, en Barcelona, en Bilbao, en Zaragoza o en Murcia.

Puede que "mi lucidez política" esté por encima de la media de la población (permítame la inmodestia aunque sólo sea porque hoy es mi cumpleaños). Pero si eso es así lo es en gran parte gracias a mi voluntad de estar informado sobre lo que hacen con mi dinero los que ponemos a mandar.

Es muy sencillo. O nos informamos y cogemos el toro por los cuernos dejando de votar a los que han abusado de nuestra confianza, o volvemos a permitir a "todos los que son iguales" que abusen de nuestra confianza otra vez. Porque ya se sabe que si alguien te engaña una vez es culpa suya pero si te engaña dos veces...

Tenemos que empezar ya a ser exigentes a la hora de votar. Y tenemos que serlo siempre. Con estos y con todos. Así aprenderán a respetarnos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.