domingo, 15 de septiembre de 2013

¿Defiende Rajoy a los Ulayar?
























Jesús Ulayar Liciaga fue asesinado por ETA frente a la puerta de su casa a las 20:15 horas del sábado 27 de enero de 1979. Tenía 54 años. Vivía en Etxarri Aranaz, un pueblo navarro en el que había sido alcalde pocos años antes, entre 1969 y 1975. 

"Actividades fascistas y antivascas" fue 'la sentencia' de ETA. 'La pena' impuesta por los asesinos nacionalistas vascos fue 'cinco disparos de Vicente Nazábal'. La muerte le llegó de forma casi instantánea en presencia de su hijo Salvador que, por aquel entonces, tenía 13 años. Estaban cargando en la furgoneta unos bidones de gasóleo para la calefacción. Salvador Ulayar lo recuerda así:

"Salí corriendo, creí que el asesino vendría a por mí y sentí un frío muy intenso en la espalda (...) Luego regresé sobre mis pasos y corrí inútilmente tras el coche del asesino. Cuando volví a la puerta de casa, mi padre ya estaba muerto, en medio un charco de sangre."






Vicente Nazábal trabajaba en el despacho de Patxi Zabaleta, aquí con Etxeberría y Goirilelaia




















Antonio Basagoiti, el presidente del PP vasco, saludando a Patxi Zabaleta ante Borja Semper

















Jesús Ulayar nació en Etxarri-Aranatz en 1924, estaba casado con Rosa Mundiñano y tenía cuatro hijos: Jesús, José Ignacio, María Nieves y Salvador. Pese a que sus antepasados son del pueblo y que, por tanto, carecen de referencias castellanas en su genealogía, tal y como se acredita en los libros de la parroquia (fechados en el siglo XVII) en los que aparecen sus apellidos, hace unos días los Ulayar han tenido que volver a borrar de la fachada de su casa en Etxarri-Aranatz una pintada de los amigos de ETA. Esta vez la pintada decía: 

"¡¡Fuera los conquistadores españoles!!"






Efectivamente, no es la primera vez que los Ulayar han tenido que borrar una pintada de su casa en Etxarri-Aranatz. El asesinato de Jesús Ulayar sólo fue el principio de un calvario muy largo. Si, un largo calvario de idas y vueltas de Etxarri a Pamplona








Un calvario organizado durante años desde los diferentes ayuntamientos de Etxarri Aranatz que han acosado a los Ulayar de muchas formas, a cual  más vil y rastrera: han colocado contenedores de basura una y otra vez sobre el lugar exacto del asesinato, han nombrado al asesino hijo predilecto... 







Sin embargo, la gente buena, libre y decente siempre ha defendido y defenderá a los Ulayar. Y eso es lo que han hecho ayudando a la retirada de los contenedores de basura y solicitando al ayuntamiento de Etxarri Aranatz la designación de Jesús Ulayar Liciaga como hijo predilecto del pueblo y la anulación del nombramiento de Vicente Nazábal







Pero como decía antes, hace poco volvió a ocurrir. Y, según lo previsto, el actual ayuntamiento del pueblo ha hecho oídos sordos a los requerimientos de la delegación del Gobierno para que limpiara las pintadas. Así que hasta el nieto de Jesús echó una mano con la pintura. 







Y la gente buena, libre y decente como Maite Pagazaurtundúa (a la derecha en la foto) ha vuelto a defender a los Ulayar. Allí y aquí.







Porque los Ulayar no se resignan a defender su libertad. 

Ni a decir lo que piensan.




Haz clic sobre la imagen si quieres aumentar su tamaño










Aunque tengan que seguir haciéndolo debido, entre otras cosas, a que alguien que juró defenderlos...










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.