miércoles, 13 de agosto de 2014

¿Preocupados por (lo de) Pujol?

Haga clic sobre la imagen si quiere aumentar su tamaño















Después de que Jordi Pujol i Soley reconociera por escrito que lamentablemente no se encontró nunca el momento adecuado para regularizar esta herencia... (se refiere a la presunta herencia recibida tras el fallecimiento de su padre en 1980), Artur Mas anunció la renuncia de Pujol a todos los cargos honoríficos en Convergència y en CiU, así como a todos los privilegios derivados de su condición de expresidente, incluido el trato protocolario de molt honorable.  


































Por tanto, en un primer análisis de los hechos señalados se puede afirmar, tal y como escribe José Manuel Romero en El País, lo siguiente:

La confesión de culpa y por escrito del ex presidente catalán Jordi Pujol i Soley sobre una herencia no declarada a Hacienda durante 34 años, y regularizada ahora por alguno de sus hijos, ha desencadenado todo tipo de sospechas sobre el origen real (y las cantidades reales, añado yo) de los fondos que ocultaba la familia en el extranjero. 














 
























 



 









"SOM UNA NACIÓ"































































hagámoslo posible































Jordi Pujol era Vicepresidente de Banca Catalana en 1978 cuando abandonó sus responsabilidades en la entidad para dedicarse a la política. No obstante, continuó ocupando el puesto de Consejero.

Bajo el mandato de Pujol ocurrieron una serie de acontecimientos irregulares en Banca Catalana.

Entre 1971 y 1980 BC absorbió y se hizo cargo de seis entidades bancarias que atravesaban dificultades.

Entre 1974 y 1976 BC repartió 516 millones de pesetas en dividendos pese a que tenía un déficit de 11.086 millones y se realizaron algunas inversiones sobre las que posteriormente se detectaron irregularidades.

En 1982 BC entró en crisis cuando un falso anuncio de suspensión de pagos provocó la salida del 38% de los depósitos de la mayor parte de entidades financieras catalanas.

En noviembre de 1982 el Banco de España nombró tres administradores que detectaron un fuerte desequilibrio patrimonial y que promovieron la reducción del capital y una fuerte ampliación para revitalizar la entidad. La ampliación fue cubierta por el Fondo de garantía de depósitos.





En mayo de 1984 Jordi Pujol fue incluido en la querella presentada por la Fiscalía General del Estado, dirigida por Carlos Jiménez Villarejo, contra los exdirectivos de BC. En octubre el magistrado Ignacio de Lecea tomó declaración a Pujol durante dos horas y media en su residencia oficial de la Casa dels Canonges, trámite en el que también estuvieron presentes el fiscal Carlos Jiménez Villarejo y José María Mena, y los abogados defensores Joan Piqué Vidal y Juan Córdoba Roda. 



 
En mayo de 1986 el juez dió por concluida la instrucción del sumario. Un mes después, los fiscales Mena y Villarejo presentaban la petición de procesamiento de los 18 exconsejeros de BC, entre ellos Pujol, por presuntos delitos de apropiación indebida, falsedad en documento público y mercantil y maquinación para alterar el precio de las cosas. Sin embargo, en noviembre de 1986, reunido el pleno de la Audiencia de Barcelona para decidir sobre esta petición, 33 magistrados votaron en contra de procesar a Pujol al estimar que no había indicios racionales de criminalidad en su actuación como vicepresidente ejecutivo de BC, mientras que 8 jueces se pronunciaron a favor del procesamiento.

La instrucción del caso continuó para el resto de acusados, pero en marzo de 1990 la Audiencia de Barcelona decretó el sobreseimiento definitivo del sumario contra los antiguos consejeros al no encontrar indicios suficientes de delito, aunque consideró que se pudo llevar a cabo una gestión imprudente e incluso desastrosa en BC.

En 1988 BC pasó a formar parte del grupo Banco Bilbao Vizcaya, desde 2000 Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA). Ese año el grupo decidió la absorción total de BC, eliminando la denominación y todos los signos externos.


  


Jordi Pujol fue Presidente de la Generalidad de Cataluña desde 1980 hasta 2003. Durante esos años colabororó en la gobernabilidad de España apoyando a Adolfo Suárez durante la Transición. Llegó a ser nombrado "español del año" por el diario ABC en 1984. Apoyó a Felipe González en 1993 y a José María Aznar en 1996. En 2010, cuando Artur Mas fue elegido como "sucesor" por el propio Pujol, asumió el cargo de Conseller en cap de la Generalidad. En 2011 declaró que es la conciencia indivicual el último tribunal para cada persona. El pasado mes de febrero reconoció ser independentista.




















Por consiguiente, no puedo evitar preguntar(me) si Juan Carlos de Borbón, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy Brei estarán preocupados por (lo de) Pujol. 



(Inicio actualización 15/08/2014)

 

Gracias a este vídeo hoy me permito responder(me) que Juan Carlos de Borbón, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy Brei solo estarán preocupados cuando Marta Ferrusola y Jordi Pujol dejen de estar tranquilos...

Entonces, y solo entonces, podremos decir esto:
















(Fin actualización 15/08/2014)



2 comentarios:

  1. Keep calm! La casta caerá como las manzanas podridas, por su propio peso

    ResponderEliminar
  2. Le reconozco que me resulta muy difícil mantener la calma mientras veo como nos están robando el dinero para el presente y la esperanza para el futuro.

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario.