miércoles, 22 de abril de 2015

El tercer lobo y las ovejas

































Andrés Rábago García (Madrid, 1947) es pintor y dibujante. Durante los años setenta y ochenta, bajo el seudónimo OPS, colaboró en numerosos medios, como Hermano Lobo, La Codorniz, Triunfo o Madriz. 

Su dibujo hacía referencia al inconsciente y se situaba en un contexto estilístico próximo al surrealismo y al movimiento Pánico. Con la llegada de la democracia OPS fue silenciándose y apareció un nuevo seudónimo, El Roto, cuya sátira social trata cada día de romper la condición del individuo-masa y alertar a la conciencia de una realidad anestésica. Los dibujos de El Roto se han publicado en periódicos como Diario16 o El Independiente y, desde hace años, en El País.

Por el conjunto de su obra Rábago obtuvo en 2012 el Premio Nacional de Ilustración otorgado por el Ministerio de Cultura en reconocimiento a "su visión crítica, poética, aguda e inteligente que nos ayuda a reflexionar sobre cómo somos y cómo vivimos".


Edward R. Murrow (25 de abril de 1908 - 27 de abril de 1965) fue un periodista estadounidense que trabajó en la CBS como locutor de noticias para radio y televisión.

Durante la Segunda Guerra Mundial alcanzó la fama como locutor de radio con transmisiones que eran seguidas por millones de oyentes. Fue también un pionero de la televisión y es considerado como una de las grandes figuras del periodismo de su tiempo por su profesionalidad, honradez e integridad, unas actitudes que le trajeron enfrentamientos con empresas y personas poderosas como el senador Joseph McCarthy.





Murrow, un referente para comprender las relaciones entre el poder político/económico, los medios de comunicación y la sociedad, sostenía que "Lo oscuro acabamos viéndolo; lo completamente claro lleva más tiempo".



























Érase una vez un país en el que una mañana de marzo, tres días antes de unas elecciones generales, 192 pasajeros de un tren murieron asesinados. 141 españoles, 16 rumanos, 6 ecuatorianos, 4 búlgaros, 4 polacos, 3 peruanos, 2 colombianos, 2 dominicanos, 2 hondureños, 2 marroquíes, 2 ucranianos, un brasileño, un chileno, un cubano, un filipino, una francesa y un senegalés. 

Diez años después, el juez que presidió el juicio y dictó la sentencia reconoce no saber quién dió la idea de los asesinatos

Lo que si se sabe es que esos tres días de marzo de hace 11 años, más de 1.100.000 votantes que no tenían previsto votar al partido de la oposición, decidieron votarle y, simultáneamente, más de 700.000 votantes que tenían previsto votar al partido del gobierno, no lo hicieron. 

Así fue. Durante esos tres días casi dos millones de votantes cambiaron el destinatario de su voto con lo que, a pesar de que unos días antes de esa matanza las encuestas electorales señalaban la victoria del partido del gobierno, fue el principal partido de la oposición el que finalmente ganó las eleccionesGracias a los votantes. Gracias al propio pueblo.

Lo que también se sabe es que, tras ese cúmulo de acontecimientos, en ese país comenzó un periodo de 11 años de gobierno de dos presidentes traidores a su pueblo.

En efecto, tres días después de que asesinaran a 192 personas el primer presidente traidor a su pueblo fue elegido por su propio pueblo. Habían transcurrido cuatro años desde que firmara el Pacto por las libertades y contra el terrorismo, un pacto a cuyo mantenimiento se comprometió en el programa electoral de su partido para esas elecciones. Sin embargo, al año siguiente de su elección traicionó a su pueblo y, olvidándose de su compromiso electoral, ordenó a su partido promover una resolución parlamentaria que le autorizó a negociar con una organización terrorista que había asesinado a más de 850 personas para conseguir objetivos políticos. 

Pese a todo, en marzo de 2008 fue reelegido por su propio pueblo mientras ocultaba, además, la negociación política mantenida por su gobierno con esa organización terrorista.

El segundo presidente traidor a su pueblo fue elegido por su propio pueblo en noviembre de 2012 mientras omitía el acuerdo aceptado por él que garantizaba el mantenimiento de las decisiones políticas acordadas entre el anterior presidente traidor y esa organización terrorista, incluída la resolución parlamentaria que autoriza al Gobierno a negociar con la organización terrorista pese a disponer de mayoría absoluta en el Congreso de los diputados.

Así que, tres años después de su elección se comprobó la traición a su pueblo cuando, olvidando sus compromisos electorales, no hizo nada para expulsar de las instituciones a los que no condenan la violencia de esa organización terrorista, permitió la excarcelación de sus miembros y no adoptó las necesarias medidas contra la corrupción de su partido y la del principal partido de la oposición conservando la dependencia del poder judicial respecto del poder político.






No obstante, antes de cada una de esas tres elecciones los principales medios de comunicación y el pueblo de ese país pudieron identificar las señales indicadoras de que esos dos candidatos les estaban mintiendo y de que se estaban apoyando en intereses ocultos para llegar al poder.

Así es. La mañana del 11 de marzo de 2004, cuatro horas después del asesinato de 192 personas y, dos días antes de las elecciones generales, el locutor de referencia de la emisora de radio de mayor audiencia de ese país, una emisora propiedad del grupo de comunicación que apoyaba al candidato del principal partido de la oposición, pidió en antena 'un cambio de página'.

Dos días antes de las elecciones de marzo de 2008 los terroristas con los que el gobierno negociaba asesinaron a un exconcejal del partido consiguiendo el doble objetivo de amedrentar al gobierno y de que este, con la ayuda de los medios de comunicación, pudiera aparentar ante el pueblo que la negociación había terminado.

Un mes antes de las elecciones de noviembre de 2011 los terroristas con los que el gobierno negociaba comunicaron 'el cese definitivo de la actividad armada' y el candidato del principal partido de la oposición afirmó que "ese anuncio se había producido sin ningún tipo de concesión política."

En definitiva, los medios de comunicación y el pueblo pudieron ver que "los ojos de los candidatos podían pasar por luciérnagas, pero las orejas claramente eran de lobo."   






(Inicio actualización 12/02/2016)






(Fin actualización 12/02/2016)


Unas nuevas elecciones generales se van a celebrar en ese país en pocos meses. Unas elecciones autonómicas y locales que condicionarán enormemente los resultados de las generales se celebrarán en un mes. 

Dos candidatos de partidos que nunca han gobernado quieren y pueden llegar al gobierno. Tanto uno como otro han emitido señales suficientes para ver las mentiras y los apoyos en intereses ocultos que utilizan para llegar al poder. Unas mentiras y unos apoyos que no son otra cosa que 'las orejas' (El Roto dixit) de los que quieren ser el tercer lobo en doce años en ese país. 







Los medios de comunicación de ese país han decidido que la honradez y la virtud son perniciosas ante la corrupción del poder político/económico por lo que colaboran activamente (por acción u omisión) en la destrucción del único partido que ha demostrado defender la regeneración, la libertad y la igualdad de los ciudadanos de ese pueblo ante la Ley.  

¿Qué harán las ovejas








2 comentarios:

  1. Magnifico. Poco sustancial que añadir y todo de acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alberto. Queda usted invitado a un café ;-)

      Eliminar

Gracias por su comentario.