sábado, 3 de octubre de 2015

Herzog, Losantos, Rivera, Rajoy, Díez, la Ley y el Estado de derecho


Andrés Herzog, el portavoz de UPyD, fue entrevistado el miércoles por Federico Jiménez Losantos en su programa Es la mañana de Federico en EsRadio.

Pese a que no se desarrolló en una situación 'normal' debido al trato informativo que en los últimos meses ha dado Losantos y la mayoría de sus empleados/colaboradores a UPyD (ese fue el motivo por el que dejé de ser oyente de su programa), la entrevista transcurrió sin sobresaltos y, tanto una 'perla' inicial de Losantos a Herzog ('apareciste con Rosa Díez detrás') como unas 'incisivas preguntas' de los oyentes, no impidieron que, a continuación de estas últimas, Andrés articulara unas 'respuestas muy adecuadas' a partir del minuto 26:

Losantos: "A ver Andrés, hay 'mucho material', empieza por donde quieras..."

Herzog: "La falta de cumplimiento de la ley es uno de los principales problemas de España. Y no es de ahora. No nos creemos las leyes. Tradicionalmente los partidos vienen aplicando las que les gustan y no las que no les gustan. Y eso ha traído, eso nos a llevado a donde estamos en Cataluña por ejemplo. De hecho ahora mismo lo seguimos viendo: Después del desafío soberanista resulta que tenemos al PSOE, y también a otros partidos como Ciudadanos, casi responsabilizando o justificando la deriva secesionista en el respeto y en el cumplimiento de la Ley, en lo que ellos llaman el inmovilismo del PP"

Losantos: "Hombre a Ciudadanos, a Ciudadanos... Andrés me parece un poco excesivo. El inmovilismo no. Lo que dijo Rivera (que lo escuchamos aquí) fue «Yo quiero que el último pueblo de Gerona sea como el Paseo de la Castellana porque son igual de españoles». El problema de Rajoy es que ha quedado inmóvil ante el incumplimiento de la ley. Es decir, es que Mas no está en la cárcel. Que no es no lo mismo que lo que ha hecho el PSOE ni Convergencia..."

Herzog: "Pero para que (Mas) esté en la cárcel, cuando pasan cosas como las que han pasado en España, es lo que decía antes, hay que ir a los tribunales y denunciarlo pero ningún partido quiere, no solo hacerlo, sino ni tan siquiera posicionarse en esa dinámica


Tras esas palabras del líder de UPyD, la entrevista continuó con una oportuna pregunta 'al quite' del periodista Jesús Cacho.





 


Albert Rivera, el presidente de Ciutadans, dió una rueda de prensa el martes pasado, dos días después de las elecciones catalanas y un día antes de la entrevista de Losantos a Herzog.

A partir del minuto 8:50 del vídeo anterior se puede comprobar como Rivera manifiesta en dicha rueda de prensa lo siguiente:

"Cataluña (...) no es un problema sino es consecuencia de los problemas de España. Lo que pasa en España (...) las carencias de España han dado pié a que el ilusionismo de Artur Mas (...) haya calado en ese mensaje independentista. 

Y se equivocan aquellos, y me refiero también al PSOE y al PP, que piensan que hay que contentar a Junqueras y a los políticos independentistas para arreglar España pero también se equivocan los que piensan que no hay que arreglar España. 

A partir de hoy empieza un trabajo difícil. Un trabajo que va a llevar meses. Años diría. Es reconstruir el proyecto común español y aprender de estas elecciones. Menospreciar al 47% de la población que ha votado a favor de partidos independentistas es no comprender que aquí detrás hay una carencia de liderazgo, hay una carencia de proyecto común. 

Yo no creo que toda esa gente que ha votado independentismo lo haya hecho porque no quiere simplemente ser española. Creo que también hay mucha gente que lo ha hecho porque no le gusta la corrupción, porque no le gusta que la clase media y trabajadora no tenga oportunidades, porque no le gusta la politización de la justicia, porque no le gusta que el modelo educativo sea un fracaso en toda España y en Cataluña también...

Así que nosotros también nos ofrecemos para todos esos catalanes que quieren un cambio de rumbo en España, que quieren que Cataluña lidere las reformas de España y, como partido nacido en Cataluña, como catalán también y candidato a la presidencia, les digo que vamos a pensar también en ellos. Que nosotros no vamos a dejar a nadie en la cuneta. Que nosotros no queremos bandos. Que nosostros queremos liderar una alternativa política en toda España sin renegar de nadie. Ni si quiera de aquellos que legítimamente piensan que la solución es romper el país. Nosotros compartimos parte del diagnóstico que España, en España no funcionan muchas cosas pero no compartimos la solución que es romper España. La solución es arreglarla y ser partícipes de ese proyecto común.

Así que ese es nuestro proyecto para solventar los problemas también en Cataluña: ni contentar a Junqueras porque nunca va a estar contento si no tiene la independencia ni tampoco vamos a hacer como el señor Rajoy u otros que piensan que la solución es no hacer nada.

He escuchado al presidente Rajoy decir que la solución es el imperio de la ley. Yo le diría al señor Rajoy que el imperio de la ley y el Estado de derecho lo defendemos todos los demócratas. Todos. Por tanto, eso no es suficiente. El Estado de derecho es una condición 'sine qua non' para cualquier demócrata. Todos los demócratas lo defendemos. Pero además de Estado de derecho hace falta un proyecto común español, un proyecto ilusionante para la mayoría de españoles." 
















Cuando Herzog denuncia en la entrevista de Losantos que el inmovilismo es señalado por C's como responsable en parte de la deriva secesionista, el líder de UPyD no se refiere a la inacción de Rajoy ante el incumplimiento de la ley por parte de Mas que señala el periodista sino al 'imperio de la ley' que es asociado con 'no hacer nada' por Rivera.

Loqueveo es que Ciudadanos está construyendo su 'proyecto ilusionante' en un 'nicho de mercado político' tan amplio como el ubicado entre 'contentar a Junqueras' y 'el imperio de la ley', según la terminología utilizada por el propio candidato de C's a la presidencia del gobierno de España

La decisión estratégica de ampliar el nicho de mercado político adoptada por Rivera hace un par de años es muy entendible ya que esa amplitud de mercado permite a C's un margen de maniobra que muy posiblemente necesitará para futuros pactos tras las elecciones generales. Sin embargo, esa estrategia tiene el inconveniente, al menos para los votantes de C's, de conllevar una gran inconcrección del programa de acción política que, una vez llevado a la práctica, provoca grandes decepciones como las ocurridas tras las elecciones andaluzas.

Este análisis de situación se confirma con la importante declaración transcrita anteriormente. Una declaración en la que Rivera incluye posicionamientos tan relevantes y significativos como estos:

1) Señala a ERC como independentista al que no se puede contentar pero omite nombrar a CDC y, por tanto, evita señalarlo como independentista junto a ERC, 'su compañero de lista' en Junts pel sí.

2) Asocia 'el inmovilismo de Rajoy' (el no hacer nada) con 'el imperio de la ley'.

3) Asegura que 'el imperio de la ley y el Estado de derecho lo defendemos todos los demócratas' pero elude adoptar acciones judiciales en defensa de la ley y el Estado de derecho (denuncias, querellas...).

4) Ofrece su 'proyecto ilusionante' a los votantes de Junts pel sí y las CUP porque desde C's 'van a pensar también en ellos' ya que Rivera 'quiere liderar una alternativa política en toda España sin renegar de nadie. Ni si quiera de aquellos que legítimamente piensan que la solución es romper el país'.




















Es más necesario que nunca que el 20D elijamos bien porque con Zapatero y Rajoy nos equivocamos de pleno. Y los resultados de nuestra equivocación los estamos pagando muy caro. Por eso tenemos que 'abrir el ojo' y aprender a manejar la realidad política mucho mejor de lo que lo hemos hecho hasta ahora. 

¿Por qué identificamos la publicidad engañosa en algunos de los productos que compramos y no hacemos igual con lo que nos venden (lo que dicen y hacen) los políticos?

Sí, nuestras equivocaciones las estamos pagando muy caro. Los partidos políticos que hemos elegido están destruyendo el edificio del Estado de derecho que protege nuestra convivencia democrática. Así lo denuncia Luis del Pino en La partida española de Jenga, su editorial de hoy, un imprescindible artículo en el que Don Luis también avisa de lo que ocurriría si el edificio del Estado de derecho se derrumbara:

"Los políticos responsables del derrumbe siempre encontrarán acomodo y algún lucrativo medio de vida, dentro o fuera del país.

El pato lo pagamos los demás. Por eso no les importa jugar con nosotros, con nuestro país ni con nuestro futuro."
"- Seguir leyendo: http://blogs.libertaddigital.com/enigmas-del-11-m/la-partida-espanola-de-jenga-13716/














Los enemigos del Estado de derecho, nuestros enemigos, llevan muchos años atacando nuestro edificio y, por tanto, nuestra convivencia, con la colaboración de políticos que hemos elegido. Políticos que con sus palabras nos defienden y con sus hechos nos traicionan.

Por eso ha llegado ya el momento de pasar a la acción. Por que las palabras nunca son suficientes cuando casi nadie hace nada. Por eso hoy es más necesario que nunca defender con hechos la ley y el Estado de derecho.

Por eso espero que Federico Jiménez Losantos mantenga inerme, por encima de todo, su coraje y su valentía como periodista. Porque los españoles lo seguimos necesitando. 





Y por eso traigo para finalizar este artículo unas valiosas palabras de Rosa Díez, la líder política que ha dejado su cargo como portavoz de UPyD pero que mantiene inerme su coraje y su valentía. 

Se trata de una de sus últimas intervenciones en el Congreso de los diputados. En concreto, en el debate celebrado el pasado jueves sobre la reforma legal que da poderes al Tribunal Constitucional para castigar el incumplimiento de sus sentencias. 

Estas fueron sus palabras:

"Se escucha desde hace mucho tiempo eso de que 'sólo la ley no sirve' (...) Claro que sólo la ley no. Pero fuera de la ley, nada.

(...)

Sí, hay un problema en Cataluña. No un problema con Cataluña ni con los catalanes. Hay un problema en Cataluña con unos catalanes que no quieren respetar las leyes y que no quieren respetar las sentencias de los tribunales. No hay un problema con catalanes que sean independentistas (...) El problema que tenemos con una parte de los catalanes es el problema que divide a los que están a una parte de la raya de la ley y los que están en la otra. Ese es el problema real.

(...)

Claro que la diversidad es una riqueza en democracia. Claro que sí. Siempre que no confundamos el derecho a la diversidad con diversidad de derechos. Para llamarlo en castellano claro, con privilegios. Con derecho a tener privilegios por cualquier razón que se quiera aducir. 

(...)

Por eso ahora que se habla tanto de inmovilismo, de necesidad de negociar, de que hay que hablar... Claro, hay que hablar, hay que negociar y hay que moverse. Yo estoy dispuesta, y mi grupo parlamentario, a hablar y a negociar de todo. De cómo saltarse la ley no. Y aviso. Estamos radicalmente en contra. Nos declaramos radicalmente intransigentes con aquellos que se quieren saltar la ley. Radicalmente intransigentes (...) Sin ningún tipo de duda. Ni de coartada. Sin ningún tipo de complejo. Como en ese verso de Benedetti. En eso somos un caso perdido. Nos declaramos radicalmente parciales. Estamos de parte de la ley. Porque la ley es la democracia. Y porque la ley es la garantía del Estado de derecho y de la democracia. Y porque la ley, efectivamente, al ser la garantía del Estado de derecho y de la democracia es lo que nos ampara y nos protege al conjunto de los ciudadanos. A los que quieren una Cataluña independiente, también. A los que quieren la independencia de otra parte de España, también. Solo con la ley en la mano, cambiando la ley si todos decidimos cambiarla, es posible seguir viviendo en democracia."





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.