martes, 15 de diciembre de 2015

No pueden permitirse la insensatez de votar ignorando lo que ha hecho UPYD


































Decía Einstein que dar ejemplo es la única manera de influir en los demás. Claro que el físico alemán nunca llegó a conocer España lo suficientemente como para comprobar que, también en eso, somos la excepción que confirma la regla. 

Tan excepcionales somos los ciudadanos españoles respecto de esa máxima de Einstein que construimos una democracia atolondrada en la que nuestra relación con los políticos que elegimos oscila entre la indiferencia, la ignorancia, la indignación y la sumisión.







Solo conociendo esa relación entre ciudadanos y políticos se puede entender que millones de españoles hayan votado al 'bipartidismo clásico' después incluso de saberse que ampara a mentirosos y corruptos. Esa insana relación explicaría también que muchos ciudadanos hayan anunciado su intención a votar al 'bipartidismo moderno' pese a que existen claras evidencias de que sus líderes, al igual que los líderes del bipartidismo clásico, no hacen lo que dicen.







Porque no debemos olvidar que es la actitud moral que adoptamos ante la vida, especialmente en relación a la mentira, la verdad y la libertad, lo que condiciona de manera definitiva nuestras decisiones como individuos, como grupo (empresa, sindicato, asociación, partido...) y como sociedad








En UPYD, ya desde nuestro Manifiesto fundacional, "consideramos a los ciudadanos capaces de pensar por sí mismos y de elegir en consecuencia, de acuerdo con las ofertas de los partidos y su experiencia de la situación histórica que vivimos. Por tanto, no creemos que nadie esté obligado a votar siempre lo mismo o a resignarse a las opciones políticas vigentes, cuando ya le han decepcionado anteriormente."












UPYD, tal y como señala en su Manifiesto fundacional, "sólo aspira a existir mientras sea necesario para resolver los problemas que nos preocupan." Y aunque somos conscientes de que no es fácil soportar la molestia de nuestro ejemplo, para resolver los problemas que nos preocupan actuamos en coherencia con lo que proponemos, es decir, hacemos lo que decimos. 

Lamentamos las molestias ocasionadas cuando recordamos nuestros "ocho años, cero imputados", algo a lo que algunos pretenden restar méritos argumentando que la razón de nuestra limpieza es que no hemos gobernado. Pero, sin entrar a valorar la presencia de UPYD en las instituciones estos ocho años, lo cierto es que hacemos lo que decimos:
  • UPYD es el único partido que ha llevado a cabo acciones judiciales en casos de corrupción, entre otros, en el caso Bankia, la mayor estafa de la historia moderna de España, tal y como explica Andrés Herzog, el portavoz de UPYD, en el vídeo anterior.
  • UPYD es el único partido que ha renunciado a ocupar el asiento al que tiene derecho en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) siendo coherentes con nuestra propuesta fundacional de reforzar la autonomía del poder judicial respecto al ejecutivo y el legislativo. Una autonomía que evitaría que jueces gobernados por miembros del CGPJ designados por los partidos juzguen a personas relacionadas con dichos partidos.
  • UPYD es el único partido que renunció a ocupar asientos en Cajamadrid y Caja de Ávila, así como en RTVE y Telemadrid.
  • UPYD fue el primer partido en renunciar a los coches oficiales.
  • UPYD ha renunciado al plan de pensiones del Congreso de los diputados y al ADSL gratis.
  • UPYD ha donado 243.741€ para ayudas a comedores escolares con lo que en el Ayuntamiento de Madrid es el primer partido que devuelve dinero a la administración. 











No obstante, a pesar de la importancia de los hechos señalados anteriormente, estoy totalmente convencido de que la principal contribución de UPYD a que España sea más España es la indicada el pasado mes de julio por Rosa Díez: 

"Hemos demostrado que se puede hacer política no con vistas al resultado electoral, sino al resultado político". 


Y es que UPYD sí que es lo que parece. Es un partido de gente libre, decente, idealista y coherente que hace posible lo que es necesario. Por eso nuestras propuestas tienen éxito entre los ciudadanos aunque la mayoría de las veces las conozcan tras asumirlas como propias otros partidos. 

Porque somos libres, decentes, idealistas y coherentes nos mantenemos firmes en nuestra voluntad de seguir siendo independientes frente a todos los intereses ajenos, ya sean políticos, empresariales o financieros. Sólo así seguiremos siendo UPYD. Sentimos haber desoído a quienes honestamente abogaban por la unión UPYD/C's. Estamos convencidos de que muchos de ellos cambiarán de opinión. Lamentamos las molestias al resto.

En efecto, UPYD es lo que parece. Es un partido libre e independiente que hace posible lo necesario. Por eso nació hace ocho años, porque era necesario reformar la Constitución, en una dirección diametralmente opuesta a la que muchos pretenden, para:
  • Cerrar el modelo territorial garantizando la igualdad de competencias de todas las Comunidades Autónomas.
  • Blindar la igualdad de derechos y obligaciones para todos los ciudadanos españoles eliminando "las discriminaciones territoriales, ideológicas y religiosas, así como las políticas de supuesta 'normalización lingüística' o de precedencia de los nativos sobre los inmigrantes de otras partes de España."
  • Conseguir la división de poderes, "en especial reforzando la autonomía del poder judicial respecto al ejecutivo (...) y el legislativo, consolidando la unidad del sistema judicial en todo el país y evitando su despiece en sistemas autonómicos independientes. También deben buscarse fórmulas que garanticen la independencia y profesionalidad del Tribunal Constitucional, del Tribunal de Cuentas y de los Órganos Reguladores de carácter económico, eliminando su dependencia del poder ejecutivo."  

UPYD nació también porque eran necesarias medidas de Regeneración democrática "que vinculen más estrechamente a los representantes políticos con sus representados (...), e introduzcan incompatibilidades más rigurosas entre el ejercicio de cargos públicos y negocios privados. También propondremos medidas que prevengan pactos poselectorales que desvirtúen o tergiversen el resultado electoral, que hagan más transparente la financiación de los partidos políticos y mejoren su autonomía de los grandes poderes económicos."

Y, por supuesto, UPYD nació porque eran muy necesarias medidas para la derrota de ETA "y de las demás organizaciones terroristas, combatiendo sus acciones violentas, persiguiendo su financiación e impidiendo su justificación política e ideológica."


Porque somos libres, decentes, idealistas y coherentes nos hemos mantenido firmes frente a los independentistas que gobiernan en Euskadi y enfrente de los que no condenan a ETA. Pueden comprobarlo en el vídeo del debate parlamentario de la moción de UPyD que instaba al Gobierno de España a ilegalizar Bildu y Amaiur.  







Así mismo, en UPYD seguimos manteniendo nuestra firmeza frente a los independentistas catalanes que gobiernan en Cataluña, tal y como se puede comprobar en estas declaraciones realizadas tras afirmar Artur Mas que "si Cataluña no sale adelante, tampoco  saldría España"

Porque desde UPYD siempre hemos dicho alto y claro que son las políticas de apacigüamiento con los nacionalistas, y no otras, las que nos han llevado a la situación actual en la que no dejan de aumentar las desigualdades de derechos entre ciudadanos y, en consecuencia, los enfrentamientos entre españoles de una misma Comunidad autónoma o de distintas CCAA.







Finalmente, recordar que quien más ayudó al nacimiento de UPYD, además de Rosa Díez, fue Fernando Savater, ese gran referente español del pensamiento y la filosofía que, por si fuera poco, es nuestro candidato nº 1 al Senado.

Savater aporta reflexiones que, lamentablemente, parecen revolucionarias en España como, por ejemplo, la de que sobran vasallos que "callan y obedecen" y faltan ciudadanos que "buscan hacer algo para que las cosas cambien".  

Imprescindible también es su idea de que es necesario que den un paso al frente los ciudadanos españoles "que no reivindiquen lo propio en el sentido de lo único, de lo que uno tiene y nadie más tiene, sino al contrario, que busquen lo común con los otros. Porque nos han introducido la idea de que lo nuestro, lo que nos diferencia de los otros, el ser de aquí, el defender todo eso es progresista, cuando lo esencial, lo verdaderamente progresista, es lo que nos une con los demás, no lo que nos separa.








Vivimos tiempos difíciles y peligrosos. Los españoles libres y decentes hemos de dar ese paso al frente señalado por Savater. No debemos seguir confiando en los que se dicen buenos pero no hacen lo que dicen y retroceden ante quienes atacan a España. Porque no podemos dejar que destruyan la España constitucional que tanto nos ha costado construir. Una España que nos garantiza preservar, o apuntalar como necesitamos ahora, pilares fundamentales de nuestra democracia como la libertad, la igualdad ante la ley y la justicia independiente del poder político. 

Por eso necesitamos más España. Por eso es necesario UPYD.




 

Elecciones Generales 20D
De: Andrés Herzog, candidato de
UPYD a la Presidencia del Gobierno
Para: Todos los españoles


Respetado ciudadano:
 
Soy Andrés Herzog, el candidato de UPYD a la presidencia del Gobierno. Tal vez crea que no me conoce, pero sí me conoce...

...llevo años defendiendo a los españoles en los tribunales contra algunos de los mayores corruptos de nuestro país. Un trabajo duro, pero no me quejo: para merecer el honor de representar a los españoles hay que luchar con convicción y firmeza. Aprendí a hacerlo de Rosa Díez y tengo la intención de demostrarlo en el Congreso de los Diputados a partir de las elecciones del 20 de diciembre.
 
Se preguntará en qué quiero emplear la convicción y la firmeza. Lo que quiero para mis conciudadanos se resume en dos palabras: más España. Para UPYD, más España significa que no haya españoles de primera y de segunda. Significa empleo de calidad, la mejor educación pública, una sanidad sin recortes, pensiones dignas... Significa que los corruptos no se vayan de rositas con el botín robado a todos los españoles. Y, por supuesto, significa defender la unidad del país, porque romper España no es romper un simple mapa, sino liquidar la igualdad y el bienestar de todos los españoles.

Escuchará muchas promesas durante estos días. La pregunta que seguramente se hace usted es: ¿en quién confío? Humildemente creo que en UPYD hemos demostrado que nos comprometemos, que llegamos hasta el final, que no nos vendemos. España se juega mucho la próxima legislatura. Los diputados de UPYD seremos los vigilantes insobornables contra cualquier apaño que dañe la igualdad. Con nosotros en el Parlamento, los españoles tendrán quien los defienda.

Por eso me atrevo, con todo el respeto, a pedirle el voto para Unión Progreso y Democracia.


Andrés Herzog

























2 comentarios:

Gracias por su comentario.