domingo, 27 de marzo de 2016

Carta abierta de un militante de UPYD a Rosa, Andrés, Carlos y Gorka















Me gusta mucho esta fotografía. Porque Rosa Díez, Andrés Herzog, Carlos Martínez Gorriarán y Gorka Maneiro, junto con Fernando Savater y el Manifiesto fundacional, son las razones por las que milito en UPYD desde el pasado mes de septiembre. Y porque las sonrisas de esos cuatro guerreros fieles a su pueblo, a tres días de unas elecciones generales tan importantes para ellos y para todos los españoles, son una muestra de la serena armonía de quienes hacen lo que dicen y dicen lo que piensan. 

Mientras compartían sobremesa en las horas finales de la campaña electoral, muchos militantes aún creíamos que con el trabajo que realizamos obtendríamos el resultado que esperábamos y Andrés sería hoy nuestro representante en el Congreso de los diputados. Pero el 20D nos trajo semanas de desilusión. Y, para los que en 2007 empezamos a ser de UPYD por Rosa Díez, un día muy triste. 


Respeto las razones de Rosa, las de Andrés y las de Carlos para darse de baja como afiliados de UPYD. Igualmente respeto también las razones de Gorka para intentar seguir adelante con UPYD y para no resignarse. 

Los cuatro tienen argumentos con los que coincido y con los que discrepo. Pero en lo que creo que estaremos de acuerdo todos los que, con o sin carnet, somos de UPYD, es que los problemas que nos preocupan, aquellos que hicieron que Rosa y Carlos fundaran UPYD, siguen ahí profundizándose cada vez más.

Lo único que nos separa es la estrategia, la respuesta a nuestra gran cuestión de estos días: 

¿Sigue siendo necesario UPYD para resolver los problemas que nos preocupan?


Después de unas semanas preguntándome qué es lo que iba a pasar y qué es lo que yo podía hacer, he decidido que lo mejor es que los militantes decidamos. 

Por eso sigo afiliado al partido, para conocer su evolución interna (debate disolución si/no, candidatos, propuestas, etc.) hasta el Congreso del 2 de abril y para decidir juntos. 

En cualquier caso, necesitamos un punto de apoyo para desatascar la situación. Quizá podría servirnos esta cita de Viktor Frankl, el psiquiatra austriaco que sobrevivió a varios campos de concentración nazis:

"Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos." 



Rosa, Andrés y Carlos han decidido cambiarse a si mismos dejando UPYD. Gorka ha decidido cambiar el partido. Los cambios en épocas de crisis son oportunidades de mejora y estos también lo son. 

Sin embargo, no deberíamos olvidar que los que somos de UPYD, insisto, con o sin carnet, seguimos unidos por las ideas representadas en el Manifiesto fundacional. Y deberíamos recordar que millones de españoles han votado ignorando lo que ha hecho UPYD.

Así que me gustaría que todos, de una u otra manera, busquemos nuestra oportunidad de mejora en este extraño purgatorio electoral ubicado entre 'el cielo' de un Congreso de los diputados cuya puerta se nos puede volver a abrir en un mes y 'el infierno' de una legislatura de cuatro años. Y así lo espero.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.