domingo, 17 de septiembre de 2017

Mi madre se ha ido. Mi padre apenas está. ¿Y los españoles?


“Gobierna tu casa y averiguarás lo que vale la leña y el arroz. Cría a tus hijos y sabrás cuanto debes a tus padres.” 

Proverbio oriental




Me duele el alma. Dos crueles enfermedades han cercenado la vida de mis padres. Mi madre se ha ido. Mi padre apenas está.

Estos días duros y extraños he recordado que cuando mis padres nacieron los españoles se mataban unos a otros para imponerse sus objetivos políticos. Que 40 años después acordaron cómo convivir en libertad. Y que pese a ese acuerdo, refrendado por el 88% de los españoles que votaron (el 59% del censo electoral), unos pocos siguieron matando (asesinaron a más de 800 personas) para imponer sus objetivos políticos

Hoy esos asesinos ya no matan pero, orgullosos de su pasado, están cerca de imponernos sus objetivos políticos de la mano de otros pocos que los comparten






Me duele EspañaPero existe una España honorable que no se ha ido y que sigue el ejemplo de muchos españoles de honor que, como mis padres, derrocharon trabajo y decencia frente al deshonor de unos políticos que les engañaron permitiendo la impunidad de esos pocos que desafían la ley y nuestro acuerdo de convivencia.

Así que llamo a todos los españoles de honor a defendernos como un sólo hombre de los políticos que se reúnen a escondidas para ver la manera de no hacer cumplir la ley ni a los asesinos ni a los golpistas pese a que ambos intentan destruir el acuerdo de convivencia que garantiza nuestra libertad: la Constitución








“Los españoles todos se comportaron como un solo hombre de honor.”

Napoleón






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.