martes, 3 de octubre de 2017

Dar la cara por la Constitución es la mejor manera de defender a España




















"Siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto."
Martin Luther King




Para no ser hijo del pasado comencé a escribir con seudónimo. Para ser padre del futuro empiezo a dar la cara por la Constitución. Mi nombre es José Ramón Benito Mendoza. Soy el editor de este blog.

No ha sido una decisión fácil. Ahí van mis razones.

Seis años de vida le quedaban a Francisco Franco Bahamonde cuando Don José Espinosa, el maestro, me hacía cantar el 'Cara al sol' cada mañana antes de entrar a clase de 2º de EGB en la escuela parroquial del barrio cartagenero de Los Dolores. Con siete años de edad, eso era el franquismo para mí. Bueno, eso y la palmeta de madera de Don José.

Afortunadamente, el siguiente curso comenzó su actividad el colegio de los Salesianos. Allí no había palmetas y además estaba Don (José) Miguel Burgui Ongay, el cura que me hizo creer en Dios. Nunca olvidaré aquellas clases de Religión en las que hacíamos cosas tan poco franquistas como ver y escuchar Jesus Christ Superstar.

Una fría mañana de noviembre al llegar al colegio me dijeron que no había clase porque había muerto Franco. Unos niños me explicaron que ahora iban a mandar unos seres malignos que tenían cuernos y rabo: los comunistas. Recuerdo también la proclamación de Juan Carlos de Borbón en la televisión de casa, sobre todo porque mi madre me dijo muy seria: "Atiende que esto que está pasando es muy importante."

18 años tenía el 23 de febrero de 1981. Estudiaba en casa aquella tarde cuando decidí hacer un descanso y poner la radio del cuarto de estar para interesarme por la votación de la investidura de Leopoldo Calvo-Sotelo como presidente del Gobierno. Estaba de pié junto al transistor cuando sonaron los disparos. Mi preocupación inicial por los diputados se transformó en indignación por la situación política al escuchar el bando de Milán del Bosch. Pero lo que más me impresionó aquella noche fueron las palabras de mi abuelo. Él, que tampoco era de derechas, me levantó la voz como nunca había hecho antes y como nunca volvió a hacer después y me dijo: "Tú lo que tienes que hacer es callarte porque yo he visto matar a gente por mucho menos de lo que estás diciendo."

Un año después me convertí en uno de los 10 millones de españoles que votó al PSOE de Felipe González. Sin embargo, dos años más tarde, cuando empezó lo de la OTAN, perdí el interés por la política. 

Habían pasado 17 años de mi frustrante experiencia política con el PSOE cuando, en 1999, descubrí a través de internet a la gente libre, decente y valiente de Basta Ya. Una cosa llevó a la otra y me reenganché con la UPYD de Rosa Díez, partido al que he votado hasta el año pasado.

Precisamente un año antes, en 1998, compartiendo mesa con diez o doce peregrinos vascos, catalanes, madrileños y del resto de España que hacíamos el Camino de Santiago, en un pequeño restaurante de Larrasoaña, un pueblo del pirineo navarro, fue cuando comprobé, de alguna forma, lo que es dar la cara por la democracia frente a sus enemigos. En este caso, se trataba de una peregrina 'abertzale' que se empeñó en contarnos lo 'activos' que eran en Hernani. Ya llevaba más de un par de minutos de 'mitin' cuando, al ver que los demás callaban y miraban hacia abajo, le espeté con tanta indignación como firmeza: ¿Quieres hablar de política? Si quieres hablamos de política... Lo que más me llamó la atención no fue que ella acabara con el mitin haciendo caso a los consejos de sus amigas. Tampoco que dejara de intentarlo en posteriores encuentros. Lo que más me sorprendió fue la reacción de los demás: excepto un catalán, todos me felicitaron.

Cuatro años más tarde, ETA pactó con la ERC de Carod Rovira una tregua en Cataluña así como una estrategia común entre independentistas vascos y catalanes para "hacer crujir el caduco entramado del marco institucional y político impuesto."








13 años después de la reunión y el acuerdo de Carod Rovira con ETA, 'el marco institucional y político' al que se refería en su comunicado la organización terrorista y nacionalista vasca está más cerca que nunca de romper debido a la situación existente tras la celebración anteayer del segundo referéndum ilegal para la autodeterminación de Cataluña.

En efecto, el régimen del 78 (así llaman los golpistas y quienes no condenan los asesinatos de ETA a la democracia construida con los pilares de la Constitución) está más amenazado que nunca. Mucho más que tras el 23 de febrero de 1981.

España está tan amenazada que cuando Puigdemont anunció anteayer la declaración de independencia tras los ilegítimos resultados del referéndum ilegal, se confirmó el ataque directo a cuatro pilares de nuestra democracia: los cuatro primeros artículos de la Constitución.

Y cuando Rajoy reconoció, también anteayer, que Puigdemont y cía "han pretendido liquidar los derechos de los españoles con la violación de la ley" pero les siguió ofreciendo diálogo, se confirmó la rendición incondicional del Estado de derecho.

Desconozco qué harán el gobierno de Rajoy y la oposición de Sánchez y Rivera. Tampoco se lo que hará Iglesias, aunque me importa poco ya que muy probablemente seguirá intentando manipular diciendo defender nuestros derechos mientras apoya a los golpistas que quieren liquidarlos

Pero lo que es evidente es que si continúa este teatro suicida en el que se ha convertido la política en España, quienes peor lo vamos a pasar seremos los espectadores. Así que a los españoles no nos queda otra que dejar de mirar la función y salir a escena a cambiar el guión.

Porque si estamos donde estamos es gracias a lo que han hecho los golpistas pero también a lo que Rajoyapoyado por Sánchez y Riveraha dejado de hacer. Y eso es tan cierto como que los tres, Rajoy, Sánchez y Rivera, sólo dejarán de ser parte del problema y empezarán a ser parte de la solución cuando los españoles salgamos a la calle a obligarles a tomar las medidas necesarias para que sea real, efectiva y total la aplicación del artículo 155 de la Constitución

Me juego mucho pero hago lo que es correcto. No puedo dejar que pase más tiempo sin dar la cara por el futuro de mis hijas. Quizás no pueda evitar que los enemigos de la democracia la sigan amenazando y que ellas tengan que ponerse enfrente para defenderla. Pero tendré la conciencia tranquila de haber hecho lo que estaba en mi mano para que no vivan en una España sin libertad.

Los españoles libres y decentes nos jugamos mucho. Es hora de salir a dar la cara por la Constitución. Es hora de defender a España.




(Inicio actualización 12/10/2017) 





"Ante esta situación de extrema gravedad que requiere el firme compromiso de todos con los intereses generales, es responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional y el normal funcionamiento de las instituciones, la vigencia del Estado de Derecho y el autogobierno de Cataluña basado en la Constitución y en su Estatuto de autonomía."

S.M. el Rey de España








¡¡¡Viva la Libertad!!! ¡¡¡Visca Catalunya!!! ¡¡¡Viva España!!! 



(Fin actualización 12/10/2017) 



"Procuremos más ser padres de nuestro provenir que hijos de nuestro pasado."
Miguel de Unamuno






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.