viernes, 26 de octubre de 2012

Bolinaga en la calle: Otra prueba de que "la democracia ha derrotado a ETA"

Uribetxeberría Bolinaga, recién salido de la cárcel













23 de octubre: Dos días después de las elecciones autonómicas vascas, sale de la cárcel Iosu Uribetxeberría Bolinaga, preso de ETA que fué condenado por participar en el asesinato de tres guardias civiles y en el secuestro de Ortega Lara

Ortega Lara, recién salido del zulo






















El juez central de Vigilancia penitenciaria José Luis Castro apoya su decisión de poner en libertad a Uribetxeberría Bolinaga de la forma siguiente: 

"Los principios de humanidad y derecho a la dignidad de las personas que tienen que predominar sobre cualquier otra consideración legal y no pueden ejercerse en plenitud en la cárcel y sí fuera de ella"






Es muy esclarecedor conocer la cronología de los hechos más significativos de esta historia. Todo empezó en pleno verano tras una decisión del Gobierno de España.

1 de agosto: La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias acuerda trasladar a Uribetxeberría Bolinaga desde un centro sanitario de referencia de la cárcel de León, donde se encontraba ingresado, al Hospital Donostia de San Sebastián, centro sanitario de referencia de la cárcel de Zaballa (Álava).

8 de agosto: Uribetxeberría Bolinaga, con el fin de reclamar su puesta en libertad y poder continuar su tratamiento fuera de prisión, comienza una huelga de hambre secundada por más de 30 presos de ETA, Arnaldo Otegi entre ellos, en las cárceles de España y Francia.

17 de agosto: El Gobierno de España, a través de Instituciones Penitenciarias, concede el tercer grado a Uribetxeberría Bolinaga.

22 de agosto: Uribetxeberría Bolinaga y el resto de presos de ETA, Arnaldo Otegi y el histórico dirigente de ETA Francisco Múgica Garmendia, "Pakito", entre ellos, abandonan la huelga de hambre.

30 de agosto: El juez José Luis Castro concede la libertad condicional a Uribetxeberría Bolinaga.

3 de septiembre: El ministro de Justicia del Gobierno de España, Alberto Ruiz-Gallardón, asegura que en la concesión de la libertad a Uribetxeberría Bolinaga "no ha habido ningún punto de cesión a presión externa ni voluntad de hacer con los terroristas de ETA cosa distinta de lo que estamos obligados a hacer".

5 de septiembre: La Fiscalía de la Audiencia Nacional recurre la libertad condicional de Uribetxeberría Bolinaga y pide que se revoque y quede sin efecto su excarcelación, al considerar que su vida no corre un riesgo "inminente" y no consta su arrepentimiento. 

1 de octubre: El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, acuden al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía donde asisten a la presentación del libro 'Una vida ejemplar', un homenaje al fiscal jefe Alto Tribunal Andaluz Luis Portero, asesinado por ETA el 9 octubre del año 2000. Tras dicho acto, el ministro declara lo siguiente:

"Se seguirá haciendo justicia con la banda terrorista ETA, que debe asumir su rendición definitiva e incondicional, y que la democracia no va a consentir que disfracen de victoria o concesión su derrota".

Gallardón y Torres-Dulce en el homenaje a Luis Portero
 





















Las víctimas y los ciudadanos libres necesitamos líderes políticos que defiendan nuestra sociedad democrática de aquellos que pretenden destruirla, no gestionadores de organizaciones de "agarraasientos" que, para seguir cómoda (y cobardemente) sentados en sus poltronas, son capaces de negociar con el diablo y de vendernos sus acuerdos como una victoria de la democracia.

Sin embargo, pese a que esta moto de "la victoria de la democracia sobre ETA" que nos sigue queriendo vender el PPSOE de Rajoy y de Rubalcaba desde "el comunicado de ETA de la tregua definitiva" ya tiene más de un año, muchos ciudadanos españoles "se la siguen comprando". Y les siguen votando


Bolinaga sonríe a la salida de un bar en Mondragón













"Otro asesino, orgulloso de lo que hizo, se pasea sonriente por las calles y los bares del País Vasco. Nada tengo que decirle a él, porque no es de los nuestros. Pero apelo a la conciencia de «los que se dicen buenos», que son quienes han hecho posible tal afrenta. Ojalá rectifiquen. Y si no es así, ojala les quede algo de vergüenza y no puedan dormir tranquilos; ojalá sus hijos y sus nietos se enteren de lo que han hecho y les pregunten algún día por qué lo hicieron, por qué se pasaron al lado oscuro, por qué no tuvieron la decencia y el valor de seguir del lado de la causa justa."

Rosa Díez, del artículo "Bolinaga, un asesino sonriente" 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.