viernes, 25 de julio de 2014

Lo que Rajoy (no) ha hecho con España



















Mariano Rajoy Brei es el presidente del gobierno de España desde que recibiera la confianza de 187 diputados cuatro semanas después de que su partido obtuviera 186 escaños en el Congreso de los diputados en las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011.

Así es, el PP de Rajoy ganó las pasadas elecciones generales con más de 10,8 millones de votos lo que le proporcionó una mayoría absoluta que le permite gobernar y legislar con la máxima independencia de otros partidos prevista en la Ley.

 


El programa electoral del PP recogía varios compromisos con sus votantes que siguen siendo claramente incumplidos. Algunos de esos compromisos están reflejados en el vídeo anterior y otros en las imágenes siguientes. 



















Haga cilc sobre las imágenes si desea aumentar su tamaño






























Estos incumplimientos han generado un gran descontento en la mayoría de los ciudadanos y, en concreto, en los votantes del PP de Rajoy como lo prueba el hecho de que 1,6 millones hayan dejado de votar a sus candidatos en las recientes elecciones al Parlamento europeo.

Santiago González, uno de los periodistas más ecuánimes que conozco con Rajoy, escribía anteayer un artículo en su blog llamado ¿Quién teme al Estado de derecho? en el que decía lo siguiente: 

"Tengo la impresión de que España es un buque fantasma en el que el puesto de vigía se lo han dado al ciego y el de radiotelegrafista al sordo."

Comparto la impresión de Don Santiago. Y estoy convencido de que es una impresión que se corresponde en gran medida con la realidad. 

Tengo para mí que la ausencia de dirección (o la falta de comunicación de la ruta de navegación) de este barco de 47 millones (tripulación y pasajeros) es la causa directa de que el PP haya perdido 1,6 millones de votos el 25M. 

Pero como a día de hoy el buque sigue con el mismo rumbo (o sin él) y con la misma tripulación, se ha producido otro efecto: el nacimiento de dos manifiestos como el ManifiestoDignidad y el Manifiesto Libres e Iguales que, además de la modesta adhesión de este humilde peregrino, tienen como nexos de unión el apoyo de personajes tan releventes como Mario Vargas Llosa y la creciente preocupación sobre asuntos fundamentales para nuestro presente y futuro inmediato como sociedad. 

En ambos manifiestos se abordan asuntos tan cruciales como la libertad y la igualdad de derechos de todos los ciudadanos españoles. Algo que depende de la derrota de proyectos políticos totalitarios y/o fascistas que amenazan dicha kibertad e igualdad como el proyecto político de ETA, la organización terrorista y nacionalista vasca. 

En efecto, es necesaria una verdadera derrota política y social que evite la actual impunidad del proyecto antidemocrático de ETA. Una impunidad política, histórica y moral acrecentada por la presencia en nuestras instituciones democráticas de formaciones que no condenan los asesinatos de sus conciudadanos, que justifican la historia de ETA y que no colaboran con la Justicia para resolver los más de 300 asesinatos que siguen impunes. 



 









Se trata, en definitiva, de la derrota del proyecto de ETA y de todos los proyectos políticos que, como el de ETA, quieren modificar el artículo 1 de la Constitución para impedir que los ciudadanos españoles seamos libres e iguales ante la Ley, vivamos donde vivamos, votemos a quien votemos y hablemos el idioma que hablemos. 

Así que especialmente hoy, el día del patrón de España, como peregrino (del Camino de Santiago y del "camino de la vida") quiero seguir compartiendo que loqueveoenelcamino es que lo que Rajoy (no) ha hecho con España hace que cada día que pasa los totalitarios estén más contentos. Y lo que es peor: los demócratas estamos más tristes y preocupados de ver como el capitán del barco sigue tan aferrado a la presunta mejora de la economía como a la inacción frente a la preocupante situación política olvidando que la pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla (Benjamin Franklin dixit).













 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.